Playa de Santa Mónica

La de Santa Mónica es una playa grande de buena arena y de 5,6 km de largo, dividida en dos tramos por el muelle/embarcadero (Santa Monica Pier), en el que se puede encontrar el Pacific Park (que incluye atracciones como una noria o un carrusel de 1922), un acuario, tiendas, bares y restaurantes como el Bubba Gump (inspirado en la película Forrest Gump) en el que sirven diferentes platos de gambas. Hay que tener en cuenta que en verano y en especial fines de semana se reúne mucha gente en la playa y puede ser complicado encontrar sitio para aparcar el coche o casi para aparcar la toalla.

Foto aérea de la Playa de Santa Mónica y el muelle

Al estar Santa Mónica rodeada por la ciudad de Los Ángeles, esta playa se ha convertido en un importante destino de ocio para los angelinos (y turistas en general). En la playa, además de tomar el sol, pasear o hacer surf o paddlesurfing, también hay redes para vóley playa y una pista para bicis (o patinadores) que recorre la playa (se pueden alquilar bicicletas), y para el que quiera hay mesas para jugar al ajedrez, y en verano suelen celebrarse conciertos. Por supuesto en la playa también se puede nadar (aunque el agua suele estar bastante fría)... sí, hay vigilantes de la playa con su caseta como en la serie de televisión :)

Playa de Santa Mónica
Foto por Dehk (CC BY-SA 3.0)

El muelle de Santa Mónica ha aparecido en películas como Iron Man, Titanic, Forrest Gump o Her, en series como Star Trek: Voyager, NCIS Los Angeles, Anatomía de Grey, Castle, Las Chicas Gilmore o Modern Family, o en videojuegos como Midnight Club: Los Angeles y vídeos musicales como Never Gonna Leave This Bed de Maroon 5 o Kings & Queens de 30 seconds to Mars.

Entrada al muelle

Hubo otros muelles en Santa Mónica, pero el actual fue abierto en 1909 y en 1916 se construyó junto a ese muelle otro más corto, que fue de propiedad privada hasta que la ciudad lo compró en 1974, y albergaba el parque de atracciones. Poco antes de eso estuvo a punto de desaparecer, ya que el ayuntamiento aprobó un plan para derruirlo y construir una isla artificial con un hotel con 1500 habitaciones, pero debido a las protestas de los ciudadanos cancelaron ese proyecto en 1973. También corrió peligro en 1983, cuando dos tormentas destrozaron un tercio del muelle.

El muelle de Santa Mónica de noche